Consejos del equipo de EBSCO - Cómo trabajar desde casa efectivamente

Publicado 09-09-2020 en Corporations

A medida que todos afrontamos el COVID-19, muchos de nosotros nos enfrentamos al nuevo reto de trabajar desde casa. Hemos elaborado una lista de consejos para ayudar a los que aún se están intentando adaptar a trabajar a distancia.

COVID-19 ha hecho que trabajar desde casa sea obligatorio para muchos de nosotros. Hemos preguntado a algunos de nuestros colegas del Reino Unido que trabajan habitualmente desde casa cómo se las arreglan para trabajar a distancia y para compartir consejos para evitar los obstáculos comunes.

Aquí están sus 10 mejores consejos:

1. Mantente activo

Un entrenamiento por la mañana ayuda a despertar el cerebro. Aunque el gimnasio de tu barrio esté cerrado, tienes otras opciones. Salir a caminar o trotar a paso ligero es un gran comienzo del día. El aire fresco y el bombeo de la sangre te ayudarán a evitar la sensación de “fiebre de la cabina” y te ayudarán a sentirte productivo.

También hay una gran variedad de ejercicios disponibles en línea. Desde la zumba hasta el boxeo, te garantizamos que te sentirás bien después de una sesión de ejercicios y que pondrás tu mente en el lugar adecuado para continuar con tu trabajo diario.

2. Mantén un horario “normal”.

Muchos de nosotros tendemos a quejarnos de la previsibilidad de la vida, pero ayuda a mantener la normalidad, especialmente en situaciones cambiantes y desafiantes.

Sigue una rutina normal en la medida de lo posible: levántate a la misma hora, haz ejercicio como lo harías normalmente, vístete, desayuna, etc.

3. Haz que tu ” oficina en casa” sea real…

Es demasiado fácil coger el portátil, sentarse en el sofá o quedarse en la cama y dejarse llevar por los emails. Haz lo mejor que puedas para evitar esta situación.

Haz que tu espacio de trabajo sea un entorno cómodo. Intenta colocar tu portátil en un lugar donde te sientas cómodo, preferiblemente sin distracciones. Si es posible, instala tu oficina en un lugar luminoso, cerca de una ventana donde puedas mirar al exterior y tomar un poco de aire fresco cuando lo necesites. Mantén algunas plantas o flores cerca.

4. Toma descansos regulares

Cuando estás en la oficina, normalmente te levantas de tu escritorio, haces café o hablas con un colega, y luego continúas con tu trabajo. Sigue siendo importante tomar descansos mientras se trabaja desde casa. No mires la pantalla durante unos minutos para descansar los ojos y refrescar la mente.

Tomar descansos regulares te ayudará a mantenerte concentrado cuando vuelvas a tu escritorio y eliminará la sensación de “ya no puedo mirar mi pantalla” que todos tenemos después de un largo día de trabajo.

Salir a la calle en la hora del almuerzo para tomar un poco de aire fresco también ayuda a reenfocar el resto del día.

5. Organízate

Haz una lista de cosas por hacer. Establece los objetivos específicos que quieres alcanzar en tu día, y a medida que los vayas trabajando, táchalos. Esto te da una gran sensación de logro y te motiva a seguir trabajando con el resto de tu lista.

Establece tiempos para las tareas poniéndolas en tu calendario y dedicando una cierta cantidad de tiempo para completarlas. Por supuesto, sé realista en la cantidad de tiempo que te das a ti mismo para completar cada tarea.

Establece un calendario de lo que necesitas/deseas hacer al día siguiente también. Si tienes hijos, haz que se involucren en la planificación de su propio horario para ayudarles a sentirse involucrados y ocupados, lo que en ayudará a los adultos de la casa que están trabajando.

6. Mantente en contacto

No te quedes aislado, coge el teléfono o ponte a llamar por Skype/Team/Zoom. Levantar el teléfono y hablar con tus colegas en lugar de enviar un correo electrónico o un mensaje ayuda a evitar sentimientos de aislamiento.

Tus colegas probablemente también se sientan solos. Después de todo, esto es nuevo para muchos de nosotros.

7. No dejes de aprender

Dedica tiempo en tu día a aprender. La mayoría de las empresas ofrecen una plataforma de aprendizaje en línea o cursos de formación a su personal. Bloquea una sección de tu día o de tu semana para mantenerte al día. Mantener tu mente activa y ocupada; aprender constantemente es fundamental para la productividad.

En EBSCO tenemos acceso a nuestros recursos Accel5. Algunos son gratuitos durante la pandemia: https://www.accel-5.com/pages/covid-19.

8. Mantén a los niños entretenidos

Si no tienes hijos, pasa al punto 9.

Si tienes niños en edad preescolar y un compañero en casa, tomen turnos para entretener a los niños mientras el otro adulto trabaja. Esto ayudará a que cada uno de ustedes trabaje más efectivamente y es probable que vean su trabajo como un descanso y no al contrario.

Si tienes hijos un poco mayores, hazles saber que tienes tiempos reservados para el trabajo. Establece tiempos para los descansos y ayúdales a sentirse parte de ellos. Creen su horario juntos y pónganse al día con su lista de tareas.

Si tienes una llamada en conferencia o una reunión en línea, explícales a los niños lo que estás haciendo y lo que necesitas de ellos. (por ejemplo, tiempo de silencio de 30 minutos por hora). Antes de la reunión, informa al organizador de la misma que tienes niños presentes y pide que se grabe la reunión en caso de que tengas que retirarte. Si está organizando una reunión, avísele a los asistentes que la reunión será grabada en caso de que alguien tenga que irse.

Aunque no es lo ideal, si tienes un día en el que los niños te están volviendo loco, siempre puedes ponerte al día con las cosas una vez que estén dormidos, si esto ayuda a reducir el estrés y la ansiedad a lo largo de tu jornada laboral. Hay que ser equilibrado y realista.

9. Distanciamiento de las redes sociales

A todos nos gustan las redes sociales, pero también somos conscientes de que pueden resultar en una pérdida de tiempo y productividad.

Cuando se trabaja desde casa, puede ser más fácil llegar al teléfono o conectarse a Internet. Intenta no dejarte absorber. Establece tiempos dedicados para la navegación en las redes sociales. Cierra la sesión de tus aplicaciones por la mañana, vuelve a iniciar sesión sólo en el almuerzo o al final del día. Esto te ayudará a mantenerte concentrado y a sentirte más productivo a lo largo del día, y si tienes hijos, también les darás un buen ejemplo.

10. Relájate

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero relájate. Intenta no preocuparte innecesariamente por el trabajo. Habrá días en los que Internet no quiere funcionar, cuando los vecinos tengan las herramientas eléctricas funcionando todo el día, y sientas que todo está tardando tres veces más de lo normal. Habrá días en los que estarás pegado a tu pantalla todo el día y completarás dos horas más de trabajo de las que necesitas porque estás en racha.

Incluso para los expertos que trabajan en casa, las circunstancias en torno a COVID-19 son excepcionales y desafiantes. Recuerda, no estás solo. Estamos todos juntos en esto. Esperamos que algunos de estos consejos te ayuden a tener un mejor rendimiento en el trabajo desde casa.

Share this: